¿Por qué el Golfo de México?

 

HRI es el acrónimo del Harte Reasearch Institute for Gulf of Mexico Studies (Instituto de Investigación Harte para Estudios del Golfo de México). Una pregunta básica es - ¿por qué el Golfo de México? ¿Por qué Ed Harte limitó el alcance de su regalo para enfocarse en este cuerpo de agua?

 

A 615,000 millas cuadradas del Golfo de México se encuentra el noveno cuerpo de agua más grande del mundo. Limita con cinco estados de E.U.A., seis estados mexicanos y el país de Cuba. Más de 4,000 millas de costa forman su frontera norte y abarca una gran variedad de hábitats desde arrecifes de coral y lagunas híper-salinas hasta pantanos emergentes y praderas de hierba marina. También se le conoce como el Mediterráneo Americano, el Mar de América, La Costa de Energía y, desafortunadamente, La Costa Olvidada. El Golfo de México es un mar de contrastes, donde un ambiente y economía saludables coexisten y compiten entre ellos.

 

¿Por qué el Golfo de México?

 

Si manejas un carro, amas el aire acondicionado, usas contenedores de plástico o disfrutas los mariscos - el Golfo de México es importante para tí.

 

Hay más de 4,500 plataformas de petróleo y aceite y estructuras marcando las aguas del Golfo de México y conectarlas es un laberinto inimaginable de tuberías que conduce su producción hacia el corazón de los E.U.A. Más del 47% de la capacidad de refinamiento, 52% de la producción de petróleo y 54% del gas natural producido en E.U.A. viene de ahí. ¿Cómo te afecta? Después de Katrina, los precios del gas incrementaron 18% y el combustible para avión 26% por el daño a esta infraestructura. Lo que sucede en el golfo y su resistencia, la capacidad de recuperarse de daños como los huracanes, nos afecta a todos, y todos tenemos una participación en su salud. La salud es la clave para su capacidad de recuperación.

 

La historia es casi la misma para México, quizá un poco más. El ingreso por petróleo y gas es un soporte fundamental para la salud económica de México. Muchos programas sociales importantes que benefician a los mexicanos han sido posibles solo por este ingreso. Cualquier interrupción o pérdida de la producción en aguas internacionales puede tener un impacto de gran alcance.

 

El Golfo no es clave únicamente para la seguridad energética de la región, es igualmente importante para la seguridad ambiental de la región. Más del 50% de los pantanos de E.U.A., alrededor de 5,000,000 acres, pueden encontrarse adyacentes al golfo. Cerca del 90% de la hierba marina, históricamente alrededor de 2,500,000 acres, flanquean el golfo. Todo el hábitat de manglar (647,000+ acres), principalmente de Florida, está en el Golfo.

 

Ya que el 95% de los peces espada y mariscos importantes para el comercio y las actividades recreativas dependen de un hábitat como este durante una parte de su ciclo de vida, es fácil entender por qué el Golfo es tan productivo como es. Gran parte de su hábitat rodea los estuarios que circulan el Golfo como una serie de perlas, las cuales son de gran valor. Mientras que estos estuarios suman solo el 24% de todos los estuarios de E.U.A. por área, son sorprendentemente productivos. El Golfo cuenta con el 85% de la cosecha de camarón, el 60% de todas las ostras y más del 50% de la presión de pesca recreativa en los E.U.A. Con una producción de más de 1.3 mil millones de libras de mariscos anuales, el golfo produce más peces espada, camarones y mariscos que el Atlántico sur y medio, Chesapeake y Nueva Inglaterra, juntos.

 

Encontrando el Balance

 

La salud y la resistencia del gran ecosistema marino que es el Golfo de México, es el punto en el que descansan los beneficios económicos y ambientales. Es el servicio del ecosistema fundamental que el Golfo provee para la región. Lo que es sorprendente es que continúa manteniendo su balance frente a lo que parecerían ser fuerzas de inflexión aplastantes.

 

Más del 41% de Norte América continental drena hacia el Golfo de México mediante el sistema del río Mississippi. Básicamente cualquier cosa que suceda en el corazón de los E.U.A., que pueda llegar a un arroyo, riachuelo o río fluye hasta el Golfo. Un resultado muy publicitado de esto ha sido la formación regular hipóxica, o zona muerta, en la boca del río Mississippi. No es un fenómeno pequeño y puede alcanzar hasta 7,000 millas cuadradas, cerca del tamaño del estado de Massachussetts. La causa es el sobre-enriquecimiento de nutrientes y gran parte de eso viene de la pérdida de residuos líquidos en la fertilización agrícolas, etc. Cualquier expansión de la zona amenaza toda la costa superior de Texas, desde el lago Sabine hasta la bahía Matagorda.

 

No es únicamente la pérdida de residuos agrícolas lo que impacta al golfo. Las descargas industriales son significativas debido a tanta concentración de la industria química en el golfo. Como se hizo notar antes, si usas cualquier cosa de plástico es probable que haya sido producido por estas industrias, pero eso viene con un alto costo de procesamiento para el ecosistema del golfo. Las costas del Golfo de los estados de Texas, Louisiana, Mississippi y Alabama hacen cuatro de los cinco estados con mayor descarga de superficie de agua de químicos tóxicos en los E.U.A. Las ciudades no escapan a su participación en el impacto. Hasta el 30% de las aguas costeras del golfo están cerradas a la cosecha de mariscos por contaminación de descargas de agua de desecho, principalmente de plantas de tratamiento de aguas municipales y descargas en áreas urbanas no específicas.

 

Que el Golfo pueda mantener su salud actual y productividad en la cara de estos retos no es menos impresionante por el estado de su estructura más fundamental - su diversidad de hábitat. El Golfo ha visto la pérdida de más del 50% de sus pantanos por hundimiento, canalización y desarrollo. Por todos lados desde el 12% hasta el 66% de la hierba marina ha desaparecido y en algunas áreas hasta el 90% se ha perdido. Alrededor del 4% del hábitat de manglares se ha perdido, pero en algunas áreas hasta 86% ha desaparecido por desarrollo y canalización.

 

Sustentabilidad económica y ambiental

 

A pesar de estos retos presentes, el ecosistema del Golfo ha sido suficientemente fuerte para mantener su balance y demostrar que, de hecho, puede haber un balance entre estas posibles fuerzas. El Golfo de México es una demostración de que la sustentabilidad económica y ambiental es posible.

 

El Flower Gardens National Marine Sanctuary (Santuario Marino Nacional de Jardines de Flores) está rodeado de plataformas de producción de petróleo y gas. Sin embargo, no es solo el arrecife de coral más el norte de Norte América, sino también el más saludable. Con más del 50% de cobertura de coral vivo, eclipsa a todos los demás, incluyendo Florida, así como al Caribe. El Florida Keys National Marine Sanctuary incluye algunos de los más diversos ensamblajes de flora, terrestre, estuarial y marina, y fauna en Norte América y es una de los ecosistemas más complejos del mundo, a pesar de tener unos 3,000,000 de visitantes anuales que disfrutan de bucear, salir en bote, pescar y explorar sus 3,800 millas cuadradas. Los pantanos de Louisiana (40% del total de E.U.A.) siguen siendo algunos de los más productivos del mundo a pesar de la pérdida anual continua de 25 millas cuadradas (un campo de fútbol cada 20 minutos), considerando que el 90% de dichas pérdidas sean en los 48 estados inferiores.

 

El Golfo de México es una mezcla dinámica de productividad económica y ambiental con un futuro que reta la sustentabilidad de ese balance. Tomar ese reto es crítico para la seguridad energética, la salud y bienestar - la seguridad ambiental - de nuestros países colindantes. Hay retos significativos para mantener el balance del que hoy gozamos. La población, particularmente en áreas costeras, está proyectada a crecer en un futuro inmediato. El desarrollo económico asociado continúa erosionando los cimientos de la salud y función del ecosistema. La resistencia, sobre la que se han dibujado la salud y función de un ecosistema para balancear los impactos del desarrollo económico, es puesta a prueba por el cambio climático. El incremento del nivel del mar, un asunto significativo para la parte baja de la costa del Golfo, y la acidificación del océano son fuerzas de inflexión críticas con las cuales competir.

 

Misión y visión del HRI

 

El Golfo de México puede ser un laboratorio para encontrar el balance entre la salud económica y la ambiental, un balance sustentable que beneficia a esta y a futuras generaciones. Es por eso que HRI está enfocada en el Golfo de México. Su destino nos afecta a todos. Entender los problemas fundamentales de la salud y resistencia del ecosistema, trae esa ciencia para que resista a los retos de administración de recursos que enfrenta el golfo y desarrollar la política y marcos gubernamentales para implementar y sostener el balance son una meta valiosa. Las soluciones aquí encontradas pueden ser aplicadas alrededor del mundo para el beneficio de todos nosotros. Para el Instituto de Investigación Harte....¡eso es suficiente para mantenernos ocupados!